“EL RECICLAJE CONVIERTE BOTELLAS USADAS EN NUEVAS”

publicado en: Noticias | 0

Hasta 300 años. Ese es el tiempo promedio en que una botella de plástico, que termina en la basura, tardaría en desintegrarse completamente.
El reciclaje es una opción saludable para el planeta, pero procesar la botella y reutilizar sus componentes para elaborar otras nuevas es aún mejor. Y la empresa Intercia lo hace.
En su Centro Integral de Reciclaje, ubicado en el km 26 de la vía a Daule, en Guayaquil, funciona desde enero de 2014 una planta para la producción de resina reciclada de PET grado alimenticio, un producto totalmente purificado que se puede utilizar sin riesgos en la fabricación de nuevas botellas para conservar bebidas como gaseosas, energizantes o agua.
Xavier Ycaza, gerente general de Intercia, explica que esta es la primera planta que realiza este procesamiento en el país. El objetivo es disminuir las importaciones de resina virgen de Pet, un producto que se obtiene del petróleo.
“Con esta planta vamos a reducir las importaciones en alrededor de 8 000 toneladas de resina virgen de Pet. El consumo nacional está entre 40 000 y 45 000 toneladas y el 75% se utiliza para la producción de botellas”, explica.
El informe El valor del plástico, publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) en el 2014, subraya que en la fabricación del plástico se usan recursos no renovables como el petróleo y se liberan a la atmósfera gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.
Pero el documento recalca que el reciclaje es parte de una buena gestión del plástico, una acción que permite a las empresas de bienes de consumo ahorrar unos USD 4 000 millones por año, según los resultados de una evaluación a 100 grandes empresas.
En Intercia, con la transformación a grado alimenticio se alcanza el 100% del reciclaje de una botella. De las 15 000 toneladas de botellas plásticas que recicla al año -cada tonelada tiene unas 47 000 botellas-, una parte se procesa con este fin. Así se espera bajar las importaciones de resina virgen que se hacen al Ecuador.
En una primera fase, las botellas son lavadas y luego molidas hasta obtener hojuelas de Pet. Estos pequeños trozos pasan después por un reactor que, a alta temperatura y a alto vacío, descontamina por completo el plástico hasta obtener pellet de Pet grado alimenticio, en forma de diminutos gránulos.
“Al final de este proceso podemos garantizar que es un material totalmente inocuo, que es seguro incluso para que niños lactantes puedan consumirlo sin ningún tipo de riesgo”, explica Roberto Adum, gerente de operaciones de la planta.
El proceso de descontaminación se realiza en una máquina Starlinger, de origen austriaco, y es totalmente hermético y automatizado. La instalación del equipo demandó una inversión de USD 15 millones.
Adum explica que el primer paso empieza en la extrusora, que convierte enormes bolsas de hojuelas de Pet, de unos 500 kilos, en pellet de Pet o pequeños granos. En esta fase, el plástico pasa por filtros para separar cualquier impureza.
Pero el proceso de descontaminación aumenta en una segunda etapa, dentro de un reactor de policondensación.
Aquí el material permanece por unas seis horas. Luego se toman continuas muestras para un control de calidad en un laboratorio que funciona dentro de la planta. Así se puede verificar la ausencia de contaminantes residuales.
La planta de Intercia ha pasado por rigurosos análisis para obtener la certificación de la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) y la de su equivalente en Europa. También está acreditada por Coca Cola Internacional, de Atlanta (EE.UU.), luego de seis meses de pruebas.
El pellet de Pet en grado alimenticio que procesan es utilizado por Arca Continental Coca Cola en Ecuador. Desde el año pasado, la empresa de bebidas utiliza un 25% de resina reciclada y un 75% de resina virgen, como indica Ycaza.
“Entendemos que el Gobierno sacará un acuerdo ministerial para que los embotelladores utilicen resina reciclada en la elaboración de nuevas botellas, a partir de este año en un 25%. Es decir, las nuevas botellas van a ser fabricadas con un 75% de resina virgen y 25% de resina reciclada, hasta llegar a un 40% en el 2019”.

http://edicionimpresa.elcomercio.com/es/112312311adf40d5-41a5-4c3a-b8ec-968dafd41825_12022015_/16

Dejar una opinión

Debe estar conectado para escribir un comentario.