Proyecto internacional que pretende lograr de forma artificial la fertilización marina que realizan los remolinos del sur de Canarias

publicado en: Noticias | 0

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), en España, va a colaborar en un proyecto europeo que incluye una campaña de experimentación oceanográfica, que se llevará a cabo en las aguas que circundan a Gran Canaria. El proyecto será desarrollado por el Centro de investigación alemán Geomar y, junto a la ULPGC, participará también la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN).  El proyecto está liderado por el investigador Prof. Ulf Riebesell, que ha sido beneficiado con una ERC Advanced Grant, proyectos científicos de la máxima categoría otorgados por el Consejo Europeo de Investigación a investigadores de alto prestigio internacional.

Un componente importante del proyecto se basa en prestar una atención especial a los remolinos oceánicos existentes al sur del Archipiélago, donde las aguas profundas ricas en nutrientes afloran a la superficie como consecuencia de estos remolinos, lo que favorece la producción de plancton y aumenta los niveles de pesca en la región. Esta fertilización se pretende lograr de forma artificial con un prototipo que funciona con el oleaje marino y succiona el agua de mar de unos 400 metros de profundidad para trasladarla a la superficie.

El Consejo Europeo de Investigación (ERC) concede a Ulf Riebesell 2,5 millones de euros para este proyecto de cinco años de duración que pretende imitar los procesos naturales que se dan en el sur de Canarias, y que podría contribuir al desarrollo de la pesca y la acuicultura sostenibles. Geomar es una de las instituciones líderes en el campo de la investigación marina en Europa. Es miembro de la Asociación Helmholtz de Centros de Investigación de Alemania y tiene como tarea principal el estudio de los procesos químicos, físicos, biológicos y geológicos en el océano y su interacción con el fondo del mar y la atmósfera, investigando en cuatro áreas clave: la circulación oceánica y la dinámica climática; la biogeoquímica marina, la ecología marina y la dinámica de los océanos.

El proyecto de investigación se denomina “Ocean artUp” e intenta aplicar en los denominados “desiertos oceánicos”, pobres en nutrientes permanentes que cubren casi el 40 por ciento de los mares, para favorecer la producción de alimentos y contribuir al desarrollo de la pesca y la acuicultura sostenibles. Además, este afloramiento forzado de aguas profundas se podría utilizar para producir energía renovable e incluso podría ser utilizado como un posible mecanismo para el almacenamiento de dióxido de carbono en las profundidades del océano. El proyecto “Ocean artUp” va a proporcionar el primer conjunto completo de datos para evaluar los beneficios y riesgos de las diferentes aplicaciones del afloramiento artificial.

Por parte de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria participarán varios investigadores del Instituto de Oceanografía y Cambio Global (Iocag), que han mantenido colaboraciones en el pasado reciente con el Prof. Riebesell. Previsiblemente, el proyecto se iniciará en 2018 y combinará el trabajo experimental en mesocosmos con la campaña oceanográfica. Una de las actividades más importantes del proyecto es la construcción de una bomba (wave-pump)  que succiona agua de profundidad, impulsada por el movimiento del oleaje, con el fin de poder estudiar loa efectos de la fertilización inducida.

El Prof. Riebesell ha dicho que “hasta el momento se sabe muy poco acerca de los posibles efectos de este afloramiento forzado sobre la vida marina y los ciclos biogeoquímicos. Este estudio será clave para entender si esta intervención en el complejo ecosistema marino es ecológicamente sensible y económicamente viable”. (Fuente: ULPGC)

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/not/19457/proyecto-internacional-que-pretende-lograr-de-forma-artificial-la-fertilizacion-marina-que-realizan-los-remolinos-del-sur-de-canarias/

Fecha de publicación: 9 Mayo 2016

Dejar una opinión

Debe estar conectado para escribir un comentario.